EL MUNDO AZUL

Fantasía real intergaláctica

Autor: José Pío X Salgado Tovar

 

Una fantasiosa visita de extraterrestres a nuestro planeta, el mundo azul…


Después de un viaje intergaláctico de más de 1000 años luz, estamos a punto de llegar a un astro que identificamos después de mucho buscar en el universo un hogar para nuestra especie, debido a la desaparición de la vida en nuestro mundo. Dejamos un lugar estéril, inhóspito, caliente y totalmente muerto por la irresponsabilidad de muchas de nuestras generaciones. Ahora tenemos una visión esperanzadora para que en este lugar podamos regenerar nuestra vida…

Es una micro partícula dentro de la infinita cantidad de astros que llenan el universo. Está ubicado en la tercera órbita alrededor de una pequeña estrella, en uno de los sistemas de esta galaxia.

Lo vemos como un mundo extraordinariamente diferente a todos los demás. Tiene miles de colores, aunque predomina el azul y tiene una cantidad inmensa de movimiento en su interior. Es el planeta azul, el color de un elemento básico que predomina en este mundo, el oxígeno.

Al ingresar nuestra nave a la primera capa de atmósfera nos impresionaría que nuestra nave se incendia por la fricción con los gases que componen la atmósfera azul, una capa ligera de gases y unos conglomerados de partículas minúsculas de un compuesto que parece que es la sustancia de la que este planeta está hecho. Sin embargo, la atmósfera real está más hacia dentro del planeta, tiene una mucha mayor densidad que la primera capa que atravesamos y también es del mismo color que la primera.

Al entrar en esta segunda capa, observamos que hay seres vivientes que se desplazan en esta segunda capa, aparentemente no pueden salir a la primera que atravesamos, viven en esta segunda. Tienes figuras aerodinámicas y extremidades especiales para desplazarse en esta sustancia. Creemos que esta abundancia de especies son los habitantes de este planeta.

Nuestros instrumentos nos indican que el principal elemento es nuevamente el mismo que en la primera capa, solamente que aquí se encuentra en un compuesto con otro elemento más ligero que al unirse con dos unidades contra una de éste último forma este elemento tan abundante en este planeta. Esa sustancia es la que ha originado que existan seres vivientes en este planeta. Y es la que perdimos en nuestro mundo de origen…

También hay muchas montañas con una gran actividad de energía que emana del centro del planeta. Estas montañas emergen de esta segunda capa hacia la primera e inclusive algunas hasta el límite de las capas atmosféricas del planeta. Está formadas por una gran cantidad de materiales sólidos.

Existen otros seres que viven en la superficie de estas montañas. Se percibe que una gran parte de estos seres están fijos al suelo y de ahí emanan sus brazos con diminutas láminas que limpian los gases de la capa superior abundan en color verde. Aunque nuestros instrumentos nos indican que están disminuyendo en cantidad de habitantes y cada día son menos. Estos últimos seres dependen del compuesto que abunda en este planeta, el líquido azul, pero no del de la gran masa donde bajamos sino de una parte que se encuentra en las montañas y que no contiene minerales y sales en abundancia como esa gran masa.

Al continuar nuestro recorrido por la superficie de la primera capa a la que llegamos, identificamos grandes agrupaciones de algunos otros seres que habitan este planeta, unos se desplazan como los seres de la capa más densa moviendo sus extremidades a través de la primera atmósfera, otros se trasladan caminado con sus cuatro extremidades por la superficie.

Quedamos impresionados al identificar a muchos seres que camina erguidos sobre sus extremidades inferiores, conforman tribus deformes y desorganizadas, habitan en enormes aldeas y se mueven en monstros metálicos que trasforman elementos residuales de seres que vivieron hace muchos siglos y los queman para poder mover estas naves. Casi no se mueven por sí mismos y consumen muchos elementos que obtienen mediante la explotación sin medida de las montañas y de los otros seres que habitan este planeta.

Cada vez son más de estos seres, y cada vez comen más y se percibe que están acabando con muchos de los recursos de este planeta, pero principalmente del elemento azul, ese que da la vida, lo sacan de  las entrañas de las montañas y lo ensucian con su gran cantidad de desperdicios y mucho lo devuelven sin utilizar a la gran capa azul, ensuciando también a ese medio ambiente.

Llegamos a la conclusión de que esa gran masa azul de que se compone este planeta, cada vez está perdiendo su pureza y el efecto que tiene para originar la vida. Ese crimen cambiará las propiedades de este mundo. Se está repitiendo lo que ya sucedió en nuestro mundo, un gran holocausto que mató a nuestro hogar.

Es urgente emprender la salida de este lugar. Está a punto de morir. Podemos afirmar que estamos siendo testigos del fin de una especie, los terrícolas…

Esa sería la opinión de algún extraterrestre que llegara a visitar el planeta tierra

Imagen: El Mundo Azul. Imag tecreview.rec.mx. Google images